lunes, julio 06, 2009

You've got mail


Pasaje De Ida, 33 de Júbilo de 2009. Tarde (piaste)


Querido Diario:


Hoy por fin he logrado levantar mi humanidad del camastro, luego de las febriles jornadas de la semana próximo pasada. Sobra decir que las mismas han sido cuando menos difíciles, con los niños salticando sobre el colchón al grito de "porcina, porcina", las pilas de ropa y platos acumulándose sobre el fregadero y (para ponerle la cereza al postre) el llamado de Tramontina desde su cobarde guarida en Chapalmadal.


No sólo he sufrido las consecuencias de la febrícula en mi ya frágil estructura corpórea, sino que también he debido soportar por enésima vez la lasceración de mi vaqueteado órgano coronario. Sin enverga, esta mañana ya recuperada del ardor cefálico y ante la imperiosa necesidad de reconectarme con el mundo, abrí mi casilla de mail que ávidamente comenzó a llenarse: Casinos online, extensiones peneanas, cursos de alfarería x correspondencia... lo mismo de siempre hasta que llegué al fatídico remitente. Cut and paste:



Para: evadam

Asunto: Hinchada las pelotas!


Estimada Evadam:

Necesariamente envío estas líneas para avisarte que me hallo saturada por la presencia de tu concubino. Los primeros días se comportó de manera afable y hasta llegué a pensar que sería tal vez una buena idea tener un hombre en casa. Prontamente me di cuenta de mi error, dado que alimentando a las aves de corral que suelo engordar para las festividades paganas, contrajo un virus denomidado NH3, conmunmente conocido como la "Fiebre del ganso". Imposibilitada de hacerme cargo de su humanidad toda, te lo envío en una encomienda vía bus, junto con unos alfajorcitos de chorizo colorado para endulzar el mal trago.


Espero sepas disculparme las molestias,


Tuya,


La abuela Goye


Tremor. Paúra. Un Tramontina aquejido de fiebre y dolor estaba en camino a mi morada y yo no estaba dispuesta a recibirlo para poner paños frios sobre su acalorado cuerpo. No. No esta vez. Harta ya de que mi vida parezca una mala novela de Orín techado, junté algunos petates, dejé a cada uno de mis niños un bife (aunque no soy partidaria de la violencia) y un cubo de maní sin pelar en el microondas y partí con rumbo desconocido.


Ahora aqui meayo, en un barsucho con waifai en Camino de Cintura. Oh Evadam, que será de tí lejos de casa? Nena va a ser de tí?

12 comentarios:

chuc dijo...

Extrañaba la narrativa pluscuamperfecta suya, pero dejeme decirle que su paradero no es tan terrible, haber encontrado waifai en camino de cintura es todo un mérito, de todos modos le recomiendo que retome hacia ciudade da furia y se efectúe un eco-doppler, luego cuando los resultados la muestren enterita se calza los tacos y órale.

Beso edulcorante.

Lady Borderland dijo...

Dear C,
Evidentemente el órgano coronario de Evadam es resistente como un colchón Simmons, porque mirá que le vienen dando y ainda sigue firme como rulo de estatua. Y si, yo supongo que volverá pero necesitaba aire para aclarar sus ideas.

Bésolo sin barbijo pero a la distancia, ud ya sabe xq. Y de paso explíqueme lo del edulcorante, sepa que yo siempre opto x lo natural...

chuc dijo...

ayyyy chucker´s!

Lady Borderland dijo...

Jajaja Dah!
Que lela! (ruborízome)

Lillí dijo...

Diría cosas occcsenas, pero me rescato.

"Ehhhh , res-ca-ta-te" me gritan desde Zarate.

Ese Tramontita hijo de re mil puta y la concha de su madre en tanga. Cuanto conchudismo. 100% conchudismo al mejor estilo ejem ejem cof cof.

He dicho.

Ah, que lindo es putear así de vez en cuando.

Ámote.

madamelulu dijo...

a tramontina dejelo macerar en fiebre un par de días y apenas mejore un poco lo envuelve en una frazada y lo mete en un rabbione hasta el restaurant del abuelo non stop.

evA dijo...

Lady Borderland, usted se supera a sí misma día a día, clap, clap. Cualquier parecido con la realidad es pura casualidad. Besazos!

lady picture show dijo...

le decimos NO! a los tramontinas enfermos! que se vaya a que lo cure lola!

Cory dijo...

Hizo bien!! Muy bien!! Que las creaturas le saltimbanqueen al tramontina, Que sufra en carne misma, lo que ud. ha tenido que padecer por la cobardia sadica de ese humanoide.

Oh! magnolia dijo...

La abuela Goye es lo más.
Ese look totalmente vanguardista y descontracturado, además fletar así a un contagiado de "fiebre del ganso", eso es tener coraje... sin duda alguna.

la cámara lúcida dijo...

no le habras , no le habras!!!

Dalva dijo...

eso, trabá bien la puerta!