jueves, julio 22, 2010

Reina de Corazones Rotos

Querido Diario:

A rey muerto, rey puesto.
Es hora de cortar la baraja, mezclar y volver a dar.
Ya no puedo hacerme la sota de bastos.
Canto Envido.  Quiero retruco y vale en cuatro.
Basta de cuatros de copas. Quiero copas de chianti y seis de diamantes de varios kilates.

La partida de Tramonta hacia el más allá me ha hecho redimensionar el mas acá. He visto caer naipe a naipe de esa casita que esmeradamente he tratado de construir a lo largo de este futil transitar múndico.  Y hasta el día de hoy pacientemente y con el pulso de un cirujano he levantado una por una y dos por cuatro cada naipe que ha ido cayendo de la estructura, para dócilmente volver a colocarlo en posición. 

Sinenverga hoy, en una epifanía digna de telenovelón ochentero, me di cuenta de lo vano e inútil de mi de no dado esfuerzo.  Años intentando mantener la enclenque estructura aun sabiendo que en cualquier momento, un vientito así nomás un poquito juerte, haríala colapsar cual albergue Warnes.

Basta para mí, basta para todos.  Asumo mi fracaso. Canto falta envido, me hago cargo del tiempo perdido y bajo de un manotazo mi casita de naipes, que hace aire por todos lados. Me niego a que sea el azar quien siga barajando las cartas de mi destino y sobre todo cuando lo veo cartearse descaradamente con el fracaso en mi desmedro. Le canto las cuarenta a los cuatro vientos, le guiño el ojo a la felicidát pa que sepa que me guardo un as en la manga, barajo y cruzo los dedos para que de una buena vez por todas me toque una buena mano.

6 comentarios:

martín dijo...

escalera!

Lillí dijo...

¡Quiero en cuatro!

Ilmapache dijo...

mama mia, y aura`.,?---- un Martin Palermo....

libertat y corrientes.
beso.

chuc dijo...

Yo ya había posteado acá!

censura!

Oh! Magnolia dijo...

Ayy ya me están atacando los nervios por ti Eva!
Que será de tu destino no azaroso?
Me aburren las cartas, me aburren pero si son para hacer castillos re da.
Besomil!

Adriano dijo...

ah no, para casitas no hay como el rasti (me deschavé?). igual, leidibé, no sería bueno meter la uña para ligar el ancho de espadas! confíe en el azar! mis res-pectos, mileidi.