sábado, mayo 15, 2010

Del amor y del espanto (II)

Querido Diario:

Me pregunto cuando llegará el fin de este perenne y gris otoño...
Me pregunto si alguna vez este loco corazón dejará de galopar indómitamente ante cada másculo que le propine mínimos gestos de amor o si deberé pegarle un balazo calibre .38 en cada rodilla para que por lo menos se arrastre con mas cautela...
Me pregunto si un kilo y dos pancitos es un kilo dos cincuenta gramos o mas...

Finalmente la tan esperada cena de antesnoche con Anibal no se dio a la concreción.  Debo confesar que senti desilusion y alivio en equilatarias dosis.  El antesdicho llamó a las 18.15 excusándose debido a una afeccion infecciosa en el diente molar superior izquierdo que impediríale disfrutar con el gozo correspondiente las delicias veganas de nuestra querida amiga en común. 

Eniguey durante los dias subsiguientes y una vez desinflamado el dental escollo, enfrasquéme en interminables charlas con el querido Aníbal hablando del amor y del espanto, del cambio climático y del levantamiento carapitanda de La Tablada.  Contéle con lujo de detalles mi relación con Tramonta y el abrio su corazón respecto de su anterior pareja (Nancy, una enana endodoncista que había conocido en la entrega de una dentadura completa, dos caninos y una de muza sin anchoas); a pesar del amor la relación había naufragado dada la creciente afición de Nancy por las tortas fritas y las películas de Estíven Sígal dejando un Aníbal solo, desorientado y con la masa a medio leudar.  Si bien nuestras historias diferían en tiempo, espacio y velocidad de conección, sentí una extraña cercanía entre ambas y tengo el fílin de que conozco a este ser desde hace mucho tiempo.  Presiento cosas maravillosas.  Y presiento cosas terribles justamente por eso.

Rettorta dice que eso es consecuencia de lo que se denomina "PENSAMIENTO CATASTRÓFICO", patología que me ha acompañado y caracterizado los últimos años.  Ayer en su consultorio explayóse sobre este fenómeno donde cualquier evento de naturaleza feliz se ve empañado por las mas recónditas posibilidades negativas sobre dicho sucheso.  Evadamtemente y a pesar de hallarme recostada de espaldas a ella sobre el diváin brown, Rettorta intuyó mi gesto de "LO QUÉ?" por lo que sugirió una serie de ejemplos, a saber:

* Situación:  Hombre agradable comienza charla y sugiere salida para conocernos mejor. 
* Pensamiento catastrófico de Evadam: "para que? si al final seguramente terminaré deambulando endrogada de Roviralta 1000 mg hasta la manija para manejar el desamor del que seguramente me va a hacer víctima?" o bien "me va a sacar los organos y los va a vender a la carnicería de don Tulio para hacer salchichita parrillera y exportarlas al Chaco impenetrable" o bien "apenas yo me enamore me entero que disfruta de la compañía de hombres.. nono, de animales.. dios mio, no! de hombres disfrazados de animales" and sou on and sou on. 

A-tónita y sin poder proferir sonido ante semejante desnudez de mi capacidad de auto boicot.  Rettorta, satisfecha al haberle pegado de lleno como quien emboca el river, exhaló una honda bocanada de humo de su Chesterton suaves sin filtro y sin anestesia esputuló: "Ajjammm.. " y sin más ni más, oyóse el tilinguear de la campanella que da fin a la sesión. De am bu lé, alé alé alé por las callecitas odiándome y odiándola por tener un motivo mas para pensar.

8 comentarios:

martín dijo...

el de sacarte los órganos es pensamiento catastráfico.

Lady B dijo...

Tinch,
He tenido peores. Sépalo.

Ilmapache dijo...

hay que relajarse mi`ija, siempre hay que pensar " y como iremos a terminar con este..." la infeccion deberà ser muy fuerte para abandonar el encuentro pasionario, sino no se justifica, una vez me paso, parecia un mounstro, hay q abrirse cual pollo en carnicerìa y pensar en Yoni Dip, el amor es muy puto, jodido, me explico? buè, adìo! besos !!

DeVezEnCuando... dijo...

Los balazos en las rodillas también suenan catastróficos...
Es el ORTOÑO que hace estragos en nuestro corazón solitario...

Lady B dijo...

Lema,
Nunca mas de acuerdo con Ud mi querido. El amor es extremadamente puto.. por que seguimos queriendo ir ahi? Eh? Eh? Eh?

Pecs,
Ojalá sea solo la estación. Bésola.

Lillí dijo...

No, no, no. Eva debe ir a lo de Marita, la analista estrella.

chuc dijo...

awante el otoño!

Lady B dijo...

Lils,
Me parece que esto ya no soporta ningún análisis. Mmmjmm!