viernes, junio 19, 2009

MENAGE A-TRÁS


Querido diario:

La voluptuosidad factual de los últimos días ha hecho que los mismos se convirtieran para mí en meses. El regreso de Tramontina ha complicado todo aquello que de por sí ya era una utopía y mi psique se encuentra en un constante devenir de posibilidades y Planes, aunque todos se quedan en Vicente López.

Debo reconocer que su retorno obnubiló y ornamentó mis sentidos. Pésame. Por un momento tan breve como infinito creí sentirme como aquella noche de Enembro cuando por primera vez cruzamos visuales y su perlada sonrisa carente de incisivos me encandiló con su brillantitud. Never the less, la realidad me volvio a sigosisma de un revés sin anestesia a la más pronta brevedad y al abrir los ojos me encontraba allí, en el camastro, intentando encontrar las respuestas a las inquerencias de mi vida en las manchas de humedad del techio cual niña que busca formas en las nubes septembrinas.

La culpa sigue carcomiendo mi ser. Sé que Tramontina encontró la esquela dirigida a Lumila que jamás llegué a entregarle junto con el dvd de "Menudo". Su reacción fue de helado hermetismo y sólo se limitó a dirigirme miradas tan filosas como su nombre. Sin embargo, al carecer la misiva de stinatario, jamás sospechó que el objeto de mi culpógeno afecto era aquella pagana diosa del patín artístico y las danzas estomacales.

Hoy volví a llevar a la petite Raquel a su clase. Había decidido no llevarla más para evitar el contacto con aquella criatura que me hacía poner las mejillas red com Ethel y probar con otros métodos menos ortodoxos para solucionar su problemita de constipación rectal; pero todos los intentos fueron vanos. Decidí finalmente regresar cuando me llamaron del colegio para avisarme que mi pequeña R tenía un bolo fecal del tamaño del Perito Moreno.

Llegamos alrededor de las 18.37, casi para la hora del mate. Y allí estaba ELLA. Radiante como siempre y con su piel cetrina recordándome la petera de porcelana de mi abuela. Me limité a sonreirle bobamente y a deleitarme con la estela provocada por su perfume mientras se alejaba con paso apurado.

El. Ella. Yo. Nosotros. Yo me pregunto.. pongo los fideos que estamos todos?


12 comentarios:

chuc dijo...

Yo digo que la tuerca del medio la está pasando bomba, ¿ por qué usted no puede implosionar de la misma manera? ¿ Tu patinadora también es rusa?
3 + 3? Me voy, con muchas dudas.
Ah.
eh.
Tu heladera, con un peón y un cabasho está mal defendida, es por eso que tramontina te debe pinchar bocados y luego te la vacía.

Lillí dijo...

Me enamoré.

Mi diosa del oriente marginado, mi princesa de la lealtad peronista, mi reina del re-ggetón.

Oh, si.

madamelulu dijo...

ponga los fideos, que tramontina corte el pan, que Lumila lleve el vino, pero eso sí, a la pequeña rachel sirvále sin queso

Dos dijo...

El fideo deja que lo ponga Tramontina que parece que sabe.

Dalva dijo...

con tuco o con crema?

Lady Borderland dijo...

Chuckers,
Debe tener razon respecto de la heladera... será qued mi corazón tambien esta defendido sólo x un peón y un caballo??

Lillí,
Recuerde que el amor es tan fácil y tan efímero. Espero que el suyo no lo sea

Madame,
Brillante. Todavia me duelen los molares de reírme con el comentario para la petite Raquel.

Dos,
Y yo que justo estaba en proceso de dejar las harinas...

Dear D,
Con ambos 2, porque evidentemente como lo prueban los últimos acontecimientos, para Evadam en la variedad está la diversión.

karina Manghi dijo...

Esto parece una telenovela border,me encanta!!!

Lady Borderland dijo...

Stylisk Miss K,
Adoré que adore. Esa es la idea.

Cory dijo...

Yo diria que ponga los fideos, me juego que al Tramontina le divierte el triplete.O es que acaso los hombres no son asi? Ademas se sabe que ud. tambien.

post dijo...

acompañe los fideos y fria un diente de ajo hasta que quede doradito. Una vez que tenga eso agreguele morrón cortado finito -creo que se llama juliana, pero no vamos a meter más gente en esto; Ya son muchos - Agegue puré de tomates y cocine. Luego van unas anchoitas mas un toke de vinassi y las demás especias - a elección el vinassi y las especias claro - . Ahí deberán caer los fideos antes de que terminen su cocción.

Que se cocinen en esos jugos.

saludos.

Lady Borderland dijo...

Cory,
Le aseguro que Tramonta le entra hasta al triple de aceitunas, ese que nadie se come nunca. Evadam, bueno.. ella es otra cosa.

Post,
Bienvenido. Que honor! Y que maravilla de post, hasta aroma le sale!!! Lánzole un beso desde lejos esperando que lo cache al vuelo.

Oh! magnolia dijo...

Jajaja the golden tornillo lady! con 3 tuercas, lo complicado es atractivisimo casi siempre. Y si ella refleja en su piel lo que la petera de porcelana de antaño de la abuela, imposible que eso sea dañino. Y tramontina bueno, que no se queje!